Medio Ambiente Cantabria
Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo
19 de Febrero de 2017
Contacta Recomendar Mapa Web

MEDIO AMBIENTE CANTABRIA

Evaluacion de Impacto Ambiental

La Evaluación de Impacto Ambiental es el instrumento clave para poder llevar a cabo una política ambiental preventiva, es decir que pretenda evitar que se produzca el deterioro del medio ambiente en lugar de invertir posteriormente en restaurarlo y recuperarlo, lo cual no siempre es posible y, generalmente, es más costoso que evitar el deterioro interviniendo a tiempo.
Para conseguirlo, básicamente hay que conocer con anterioridad que se pretende hacer y como. El procedimiento para autorizar, regular y poner condiciones a los proyectos o actuaciones a desarrollar es lo que se conoce como Evaluación de Impacto Ambiental.


LEGISLACIÓN REGULADORA:


La primera Administración en intervenir en el tema fue la Comunidad Económica Europea,  que en 1985 dictó la Directiva 85/377/CEE, de 27 de junio relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente.


Dicha Directiva se traspuso a derecho estatal español mediante el Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, (B.O.E. 30-6-86). Esta norma es desarrollada por el Real Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución del Real Decreto Legislativo 1302/1986, (B.O.E. 5-10-88).
En marzo de 1997 se aprueba una nueva Directiva, la 97/11/CE del Consejo, por la que se modifica la Directiva 85/337/CEE, (D.O.C.E. Nº L 73/5, de 14-III-1997), ampliándose considerablemente su ámbito de obligatoriedad.


Consecuentemente con la nueva Directiva, la legislación de carácter básico del Estado, ha sido modificada por el Real Decreto Ley 9/2000, de 6 de octubre, de modificación del Real Decreto Legislativo 1302/1986 y posteriormente, y de momento por última vez, por la nueva Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental.

Dicho Real Decreto Legislativo fue objeto de posteriores modificaciones. Así, fue modificado por el artículo 127 de la Ley 62/2003, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social; por la Disposición Final Primera de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas sobre el medio ambiente y la Disposición Final Primera de la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente.


No obstante, el Real Decreto Legislativo 1302/1986, con todas las modificaciones que ha sufrido, ha sido derogado por el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos.

En el ámbito regional, Cantabria ejerció su derecho estatutario a dictar normas de desarrollo de la legislación básica del Estado en materia de protección del medio ambiente, aprobando el Decreto 50/1991 de Evaluación de Impacto Ambiental para Cantabria. En el mismo, se establecen unos anexos de proyectos o actuaciones que deben tramitar un procedimiento de evaluación de impacto ambiental, en sentido estricto si están en el anexo I (Declaración de Impacto Ambiental), o por un procedimiento simplificado y cualitativo si están en el anexo II (Estimación de Impacto Ambiental). El Decreto 50/1991, de 29 de abril, ha sido derogado por la Disposición Derogatoria Única de la Ley de Cantabria 17/2006, de 11 de diciembre, de Control Ambiental Integrado. Dicha Ley ha establecido un único trámite ambiental para la evaluación de impacto ambiental de proyectos: la Declaración de Impacto Ambiental.


TRAMITACIÓN DE EXPEDIENTES:


Cuando un promotor desea desarrollar una actuación que está incluida en alguno de los anexos de la normativa de Evaluación de Impacto Ambiental -Anexo B.2 de la Ley de Cantabria 17/2006, de 11 de diciembre, de Control Ambiental Integrado-, debe proceder de la siguiente forma:

a) Lugar de tramitación:
El promotor de un proyecto incluido en el Anexo B.2 de la Ley de Cantabria 17/2006, de 11 de diciembre, deberá obtener la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental que se tramitará a través del correspondiente órgano sustantivo. Es decir, ante aquel órgano de la Administración pública estatal, autonómica o local competente para autorizar o para aprobar los proyectos que deban someterse a evaluación de impacto ambiental.

El órgano ambiental lo que hace es emitir la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental que se incardina dentro del procedimiento sustantivo correspondiente.

b) Procedimiento de tramitación:
Declaración de Impacto Ambiental (Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, y Ley de Cantabria 17/2006, de 11 de diciembre).
Cuando la autoridad Ambiental competente sea el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, por ser la Administración Estatal la Administración con competencia sustantiva, la tramitación se deberá realizar en los términos señalados en el Real Decreto Legislativo 1/2008. Cuando la Autoridad Ambiental competente sea Autonómica, la tramitación constará de las siguientes fases:


1.- Remisión por el promotor al órgano sustantivo de un documento inicial del proyecto con, al menos, el siguiente contenido:

a) La definición, características y ubicación del proyecto.
b) Las principales alternativas que se consideran y análisis de los potenciales impactos de cada una de ellas.
c) Un diagnóstico territorial y del medio ambiente afectado por el proyecto

El órgano sustantivo, una vez mostrada su conformidad con este documento inicial, lo enviará al órgano ambiental al objeto de iniciar el trámite de evaluación de impacto ambiental.

2.- Fase de consultas para la determinación de la amplitud y nivel de detalle del estudio de impacto ambiental (20 días hábiles). El órgano ambiental consultará a las Administraciones Públicas afectadas sobre el documento inicial del proyecto. La consulta se podrá ampliar a otras personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, vinculadas a la protección del medio ambiente.


3.- Traslado al promotor, por el órgano ambiental, de la amplitud y el nivel de detalle del estudio de impacto ambiental así como de las contestaciones recibidas a las consultas realizadas. El plazo para efectuar dicho traslado será de tres meses desde la recepción por el órgano ambiental de la solicitud y el documento inicial señalado en el apartado 1.


4.- Información Pública del Estudio de Impacto Ambiental y del proyecto. El órgano sustantivo someterá el estudio de impacto ambiental dentro del procedimiento aplicable para la autorización o aprobación del proyecto al que corresponda, y, conjuntamente con éste, al trámite de información pública y demás informes que en el mismo se establezcan. Dicho trámite tendrá una duración mínima de 30 días hábiles. También serán sometidos a él los proyectos en cuyo procedimiento sustantivo no estuviera prevista la información pública.

Simultáneamente, el órgano sustantivo consultará a las Administraciones públicas afectadas que hubiesen sido previamente consultadas en relación con la definición de la amplitud y el nivel de detalle del estudio de impacto ambiental, proporcionándoles toda la documentación relevante, así como la correspondiente al estudio de impacto ambiental, que, además, será puesta a disposición de las personas interesadas.

Los resultados de las consultas y de la información pública deberán tomarse en consideración por el promotor en su proyecto, así como por el órgano sustantivo en la autorización del mismo.


5.- Una vez realizados los referidos trámites de información pública y de consultas, el órgano sustantivo remitirá el expediente al órgano ambiental, acompañado, en su caso, de las observaciones que estime oportunas, al objeto de que se formule por éste la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). En la DIA se determinarán las condiciones que deban establecerse en orden a una adecuada protección del medio ambiente y los recursos naturales.

El plazo para emitir la DIA es de seis meses, contados desde la fecha de recepción en el órgano ambiental del expediente completo remitido por el órgano competente para aprobar o autorizar el proyecto, la actividad o instalación.

 

6.- La DIA se remitirá al órgano sustantivo. Si este último no estuviera conforme con su contenido, podrá plantear su discrepancia ante el órgano ambiental. Si el órgano ambiental lo estimara, procederá a modificar la DIA. Si mantuviera su criterio, elevará el expediente al Consejo de Gobierno para la resolución de la discrepancia.

7.- Publicación de la Declaración de Impacto Ambiental en el Boletín Oficial de Cantabria.

8.- Asimismo, deberá hacerse pública por el órgano sustantivo la decisión sobre la autorización o aprobación del proyecto.


Contra la Resolución del Órgano Competente Sustantivo, el promotor podrá interponer los recursos a que haya lugar en derecho. No así contra la Declaración de Impacto Ambiental que no tienen el carácter de acto administrativo definitivo o acto de trámite cualificado susceptible de impugnación. Las DIA son actos de trámite incardinados dentro de un procedimiento sustantivo de autorización.
 

Para descargar
Documemtos
Registrarse

Temas Ambientales
imagen de titulo de novedades
CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE,ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y URBANISMO
C/ Lealtad 24; 39002 - SANTANDER (antigua clínica Matorras)
Teléfono: 942 20 23 10 / 942 20 23 84 / 942 20 23 86 / 942 20 23 00
Fax: 942 20 23 06
Fecha de Actualización
13 de Febrero de 2017
Aviso legal y privacidad